Han pasado dos años desde que Cole sobrevivió al ataque de un culto satánico liderado por su niñera Bee. Nadie cree en la historia de Cole, por lo que es tratado como marginado, la única persona que le cree es su mejor amiga Melanie, quién lo invita a un fin de semana en el lago con sus amigos para olvidarse de sus problemas, lo que Cole no sabe es que Melanie tiene planes para traer de vuelta a sus viejos enemigos para terminar lo que empezaron.

La Niñera fue una de las películas de terror y comedia más vistas de Netflix en el 2017, como toda producción original de la plataforma que se vuelve un éxito, se ganó una secuela, la cual ha llegado tres años después y es la misma cosa para bien o para mal.

La Niñera: Reina Letal tiene muy pocas diferencias de su antecesora, como que ahora no sucede en una casa o un vecindario común, si no en un lago y sus alrededores. Hay unos cuantos nuevos personajes, el más importante es Phoebe, una intrépida compañera para Cole. Fuera de eso, es técnicamente la misma película.

Tanto Robbie Amell, Bella Thorne, Hana Mae Lee y Andrew Bachelor regresan a sus respectivos papeles, Samara Weaving también, pero en un rol más pequeño. El propósito de estos personajes es el mismo, ser asesinados uno por uno de formas alocadas, sus personalidades se mantienen intactas, no hay un desarrollo, no hay un cambio, no es que tuviera que, sin embargo pudieron poner más esfuerzo en hacer algo nuevo, pues hasta su vestimenta (o falta de ella) es igual. Sus actuaciones en general son buenas, se basan más que nada em su carisma ya que no hay mucho que explorar. Las interpretaciones más significantes son las de Judah Lewis, Jenna Ortega y Emily Alyn Lind, cuyos personajes tienen un poco más de profundidad que les permite ser versátiles en su trabajo.

Así que es inevitable sentir que hay una terrible falta de creatividad en el guión, personajes iguales, tramas iguales, muertes iguales y quién busque ver algo nuevo, no lo encontrará y es probable que en algún punto la encuentre aburrida. Quién busque repetir la diversión de la primera entrega, la tendrá, tiene momentos divertidos, gore y referencias a la cultura pop. Es tonta y violenta, sin moralejas ni lecciones para el espectador.

La Niñera: Reina Letal es una película hecha como entretenimiento puro, sus fallas son numerosas, nombrarlas tomaría demasiado y en realidad estas no le impiden lograr su cometido, divertir a adolescentes.

Dirección: McG

Guión: McG, Jimmy Warden, Dan Lagana, Brad Morris.

Elenco: Judah Lewis, Jenna Ortega, Emily Alyn Lind, Robbie Amell, Bella Thorne, Hana Mae Lee, Andrew Bachelor y Samara Weaving.

Deja un comentario