fbpx

Basada en la autobiografía homónima de J.D Vance.

Un estudiante de Yale recibe una llamada que lo hace volver a su pueblo natal en Ohio, donde reflexiona sobre tres generaciones de historia familiar y sobre su futuro.

La nueva película de Ron Howard tiene todo lo que se necesita para ser una de las nominadas a Mejor Película en los Oscar, una historia real de superación personal, basada en hechos reales, con un guión cuya intención es inspirar y conmover al espectador, principalmente gracias a las interpretaciones de sus grandes actores, sí, Hillbilly: Una Elegía Rural tiene todos esos ingredientes para la película perfecta.

¿Entonces por qué es tan mala? 

La intención de Howard y Netflix por llegar a dominar la temporada de premios con esta película es muy clara, es obvia, hasta cínica. Una de las principales críticas que se dieron con el lanzamiento del tráiler de la cinta era que claramente ignoraba ciertos aspectos políticos de la autobiografía de J.D Vance con tal de diluir la historia en algo más melodramático. Ya que no estoy muy informado sobre las regiones rurales de los Estados Unidos y no he leído el libro, no sé que tan específico sea esto, sin embargo si me parece notable como el guión de la película únicamente se enfoca en ciertas partes de la vida de Vance en las que se puede entregar un discurso sobre el amor de la familia o sobre salir adelante contra toda adversidad. 

hillbilly_glenn_close_amyadams

Se esfuerza en evitar tocar fibras sensibles o simplemente en ahondar en el contexto de sus personajes y el por qué su estilo de vida es como es, porque esto significaría tomar la responsabilidad de representar debidamente a estos grupos de personas que sufren de pobreza, mostrar los aspectos de su vida con empatía y desde todos los puntos de vista posibles. Eso no es lo que hace Howard, para que la película funcione, solo se enfoca en los aspectos de los ‘hillbillys’ en los que se muestran como gente sumamente ignorante, floja y sin aspiraciones, únicamente el personaje de Vance puede tener estas cualidades ya que él es quien triunfó en la vida. Es difícil empatizar con una persona así, en especial cuando la película nos pide más bien sentir lástima.

La única razón por la que se salva de ser un total desperdicio es porque Glenn Close y Amy Adams son excelentes actrices que podrían trabajar con el peor guión de la historia y aún así sacarle provecho. Hayley Bennett, una actriz que en años recientes ha estado levantando su carrera, también hace un buen trabajo, pero se merece mucho mejor. Al igual que Freida Pinto, quién al contrario, su carrera ha ido decayendo, pero su talento da para mucho más. Los actores Gabriel Basso y Owen Asztalos quienes interpretan a Vance, no logran crear un personaje consistente, pues el material no se los otorga. .

Aunque manipuladora a más no poder, Hillbilly: Una Elegía Rural quizá logrará su cometido y conmoverá a alguna parte del público, sin embargo eso no le quita que es uno de los oscar-bait más descarados de los últimos años, y eso no es lo peor, porque muchos oscar-bait resultan ser excelentes películas, lo peor es que Howard ni siquiera se esfuerza en entregar un producto sólido, porque la fórmula ya la tiene, los ingredientes también, pero su preparación es nefasta, descuidada y casi ofensiva. Lo mejor que se puede hacer es evitarla.

hillbillyelegy

Título original: Hillbilly Elegy

Dirección: Ron Howard

Guión: Vanessa Taylor

Elenco: Amy Adams, Gabriel Basso, Owen Asztalos, Hayley Bennett, Freida Pinto & Glenn Close

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: