Extraño y acogedor acercamiento al tema de las enfermedades mentales.

Sarah (Alison Brie) es una joven que trabaja en una tienda de manualidades, asiste a clases de zumba y disfruta de series de televisión. Su vida transcurre tranquilamente, hasta que comienza a tener extraños sueños en los que es abducida por extraterrestres. Desgraciadamente, su pasado familiar no le ayuda a distinguir la realidad de la locura.

El tema de las enfermedades mentales siempre será interesante de abordar en una historia si se hace de la manera correcta, sin importar el género que se decida tomar. La chica que amaba a los caballos es una de esas cintas extrañas que quizás no consigas entender por completo, pero se agradece y reconoce el riesgo tomado. Aquí, Alison Brie encarna con increíble honestidad y pasión a una mujer que realmente está convencida de lo que su mente le hace creer y es abrumador ser parte de su descenso a un mundo cada vez más bizarro.

La actuación de Brie es la que sostiene todo el relato y los sufrimos con ella, pues también nosotros carecemos de información o detalles al tener como único punto de vista el de la confundida protagonista. Esto ayuda a generar sensaciones muy fuertes que nos hacen empatizar con ella y ansiar también las respuestas a lo que sucede. Su desempeño es desgarrador y conmovedor, llevándola al límite en muchos momentos.

La dirección de Jeff Baena es exacta y explota al máximo el talento de su protagonista y coguionista. El cuidado diseño de producción y la fotografía refuerzan la debacle mental de Sarah y acentúan momentos que pueden ayudar a resolver el aparente misterio. El guion por su parte, se desarrolla entre los sueños y la realidad de una mente trastornada, creando una atmósfera única en la cinta. Y aunque avanza con buen ritmo y con un crudo realismo en las situaciones que presente, se siente que pudo haber arriesgado aún más y sumergirse de lleno en algunos puntos que pasa por alto.

Otro punto que la cinta aprovecha es el cambio de tono que atraviesa durante toda su extensión y juega con el melodrama, el thriller y hasta un poco de ciencia ficción, para terminar de entregar un relato que es tan desconcertante como emocional.

La chica que amaba a los caballos te dejará muchas dudas y cuestionamientos. Aunque tiene algunos errores o detalles que pudieron pulirse en su guion, es un interesante viaje a lo intrincado de la mente humana, con una actuación de Alison Brie tan poderosa como creíble.

Título original: Horse Girl
Dirección: Jeff Baena
Guion: Jeff Baena & Alison Brie
Elenco: Alison Brie, Debby Ryan, John Reynolds, Molly Shannon, John Ortiz, Paul Reiser & Jay Duplass

Deja un comentario