Reseña de 365 DNI, película de Netflix

Una película sin historia ni conflictos para el desarrollo de personajes, que se escuda en escenas sexuales para despertar el interés del público por un relato lleno de machismo e incongruencias.

Laura Biel (Anna Maria Sieklucka) tiene una relación con un hombre que no le da atención y pone todo antes que ella. En un viaje a Sicilia por su cumpleaños, se descubre harta de su pareja por lo que decide huir del lugar pero termina perdida. Es entonces secuestrada por un rico mafioso de nombre Massimo Torricelli (Michele Morrone) que se encuentra obsesionado con ella. Decidido a tenerla con él, le da a Laura 365 días para enamorarse de él, con lo que empiezan un juego de seducción que terminará por transformarse en el conocido síndrome de Estocolmo para la mujer.

365 días es una de las peores películas que puedan haberse estrenado este 2020. Esa frase podría resumir a la reciente cinta que está causando furor en Netflix y estaría otorgando más contenido que la película misma.

Catalogada como la sucesora de la saga de 50 sombras por su alto contenido sexual y sus escenas que rayan en lo realista, la película polaca dirigida por Barbara Bialowas basada en la novela de Blanka Lipinska está sustentada en solamente eso, el morbo y las escenas «eróticas» que tratan de vender un producto hueco. Al menos la otra saga respetaba un poco su historia, personajes y buscaba la evolución de los mismos. Esta ni siquiera tiene esa gracia.

De entrada, el hecho de que la protagonista sea secuestrada y obligada de alguna forma a enamorarse de su captor, nos habla ya de la romantización de una horrible situación que se vive todos los días en muchas partes del mundo. Sin duda un tema delicado y sumamente escabroso en plena era donde la pelea por los derechos de las mujeres, la igualdad de género, la erradicación de la violencia y los feminicidios, además del inicio de un movimiento tan importante como lo es #MeToo son estandartes mundiales, hacen ver aún peor esta historia.

El mensaje es sumamente machista y la representación de la relación entre los protagonistas hace ver aceptable y romántico este tipo de violencia. El retrato de sus personajes luce tremendamente arcaico y cae en lo inverosímil en cada escena. Por no decir que el guion es un tropiezo tras otro, con actitudes y decisiones en el personaje de Laura que contradicen a cada momento los pensamientos y acciones de la protagonista. Parece que ni ella misma entiende lo que está haciendo.

La relación sentimental de los protagonistas empieza como un supuesto juego de seducción y poder que sin embargo, minimiza los valores de la mujer y terminan por convertirla en un objeto de obsesión, cosa que ella desea eliminar al inicio de la historia y que sin sentido alguno, termina aceptando y deseando.

El personaje de Massimo es el típico hombre poderoso que todo lo tiene y si no, lo arrebata a la fuerza. Esto supuestamente trata de contraponerse a la actitud fuerte de Laura, pero termina viéndose como cualquier relación malsana en la que el hombre busca tener siempre la última palabra.

Las escenas de sexo no hacen más que terminar de cerrar este relato de machismo y dominio con escenas que si bien, lucen cuidadas y muy bien coreografiádas, solo se aprovechan del atractivo visual de sus protagonistas pero que no ofrecen nada relevante a la historia. Aquí se demuestra que el sexo vende y mucho más, si se muestra como una fantasía que supuestamente, toda mujer tiene.

365 días parece dar un millón de pasos atrás en lo que ha significado una lucha incesante por darle a la mujer el lugar que se merece en nuestra sociedad pero se ha vendido tan bien, que ya se rumorea vendrán las adaptaciones de las dos secuelas. Ojalá nunca se logren concretar, pero sería aún mejor que esta película y novela, ni siquiera hubiera existido.

Reseña de 365 DNI, película de Netflix

Título original: 365 dni
Dirección: Barbara Bialowas
Guion: Barbara Bialowas, Tomasz Klimala, Tomasz Mandes & Blanka Lipinska (Basado en la novela de Blanka Lipinska)
Elenco: Michele Morrone, Anna Maria Sieklucka, Bronislaw Wroclawski, Otar Saralidze, Magdalena Lamparska, Natasza Urbanska, Grazyna Szapolowska, Tomasz Stockinger, Gianni Parisi, Mateusz Lasowski, Agnieszka Warchulska, Przemyslaw Sadowski, Michal Mikolajczak, Andrea Batti, Mateusz Grydlik, Natalia Janoszek, Lukasz Choron, Lukasz Dabrowski & Rafal Iwaniuk

2 comentarios en “Reseña | ‘365 días’ (365 dni)”

  1. Apoyo muchos de los movimientos que mencionas en el comentario, peor no deja de notarse la idea subyacente de afección que te produce, centrándote demasiado en el tema ideológico que no es propio de una reseña. Saludos.

    1. Gracias por tus comentarios Leonardo. Créeme que la reseña no está para nada cimentada en afecciones o sentimientos y por otro lado, no puedes dejar de lado la ideología de la cinta cuando forma parte integral de la misma. Todo esta hecho tomando los elementos y juzgando su impacto y ejecución. ¡Saludos!

Deja un comentario