Una de las mejores cintas mexicanas.

Debut como directora de Lila Avilés, La Camarista fue nominada a diez premios en la última entrega de los Ariel, de los cuales ganó el premio a Mejor Ópera Prima, además de haber ganado el premio a Mejor Filme Mexicano en el pasado Festival de Cine de Morelia.

Eve es la empleada de un hotel de lujo en la Ciudad de México, pasa sus días limpiando y arreglando cuartos, trabajando horas extras y además estudiando, lo cual le impide ver a su hijo de cuatro años. Eve espera que su esfuerzo y dedicación sean recompensados con un ascenso a trabajar en el piso 42 del hotel, el piso más lujoso del hotel.

Durante años hemos visto una gran cantidad de películas en las que una persona tiene un gran sueño, ya sea conseguir un trabajo, comprar un auto, una casa, etc.; cualquier cosa que le resuelva la vida al personaje y al lograr ese objetivo encuentre la felicidad. Pues esta no es una de esas películas, es más, se siente como una respuesta mucho más realista y desesperanzadora. Ante esta oleada de nuevas películas mexicanas que tratan de retratar sectores de nuestra sociedad, La Camarista logra separarse de ellas, sin llegar a la extrema miseria de Chicuarotes (Gael García Bernal) y sin el romanticismo de Roma (Alfonso Cuarón), no necesita exagerar sus situaciones ni ser tan estilista para hacernos sentir empatía por su personaje, Eve, es muy fácil sentirse conectado con ella, pues el hilo de la película no es más que un conjunto de acciones cotidianas, la rutina básica de Eve en su trabajo, sin embargo, es aquí donde la conocemos a fondo, lo que siente y lo que piensa al interactuar con los habitantes del hotel y con sus compañeros, incluso con personajes que ni siquiera están presentes en esta atmósfera.

Eve es un personaje completo, tiene objetivos y aspiraciones, su actitud puede ser educada o sumisa, silenciosa, su personalidad contrasta con la del resto de los personajes, mucho más extrovertidos, esto es lo que la hace parecer casi invisible y la envuelve en una sensación de soledad, pues es esto lo que expone Avilés en su guión, la gente que se dedica a este tipo de labores y vemos día a día sin pensar en que cada uno, como Eve, tiene su propia historia en las que se refleja la desigualdad del país. Interpretada por Gabriela Cartol, una actuación en la que sus miradas y sutiles expresiones dicen más que sus contados diálogos.

Lila Avilés crea una atmósfera en cuarenta y dos pisos, con imágenes descriptivas y silenciosas a contraluz del sol, donde expone varios temas que tocarán de diferente manera al espectador mexicano, dependiendo de su percepción individual del país. Siendo su ópera prima, Avilés demuestra tener muchísimo talento y lo único que queda es esperar a ver lo que será su próximo proyecto.

16_nisan_oda
Título original: La Camarista
Dirección: Lila Avilés
Guion: Lila Avilés & Juan Márquez
Elenco: Gabriela Cartol, Teresa Sánchez & Alan Uribe

Luis Enrique Jiménez

Cinéfilo, nihilista, lector, universitario y chilango de corazón. Procrastinador profesional.

Latest posts by Luis Enrique Jiménez (see all)

Anuncios

Deja un comentario