Creada por un equipo de ex dobles de riesgo y protagonizada por Keanu Reeves, John Wick 3: Parabellum es la tercera entrega de la saga de acción que comenzó en el 2014 y que llamó la atención de los fanáticos del género de acción, por su estilo que destacó a comparación del resto de las películas del mismo género. Con la segunda entrega habían dudas de si podía estar al nivel de la primera, nuestras expectativas fueron superadas, ahora con una tercera parte, las mismas dudas se presentan ¿Puede una tercera película mantener el mismo nivel o ser mejor que las anteriores? Parece que John Wick hasta ahora no decepciona.

Después de haber roto las reglas del Hotel Continental, John Wick es expulsado y ha perdido su protección. El precio por su cabeza ha aumentado a 14 millones de dólares. Sin lugar a donde ir y ni una persona que lo ayude, Wick debe luchar por su vida contra los cientos de asesinos que lo persiguen.

La película comienza no más de treinta minutos después de cuando terminó la segunda parte, así que el ambiente de tensión y paranoia la que nos dejó, sigue presente, no pasa mucho antes de que llegue la primera escena de acción, al igual que las entregas anteriores, la coreografía es lo más importante y con base en ella, se filma con el mejor ángulo posible, movimientos nulos o sutiles y tratar de hacer el menor número de cortes. Todo lo que ya hemos visto, pero más exagerado, más violento, más gráfico. Lo que sigue manteniendo a la saga fresca es que sigue llevando la acción hasta al tope, Stahelski y su equipo se esfuerzan en encontrar nuevas y más creativas formas de ejecutarla; habíamos visto a Wick y su insuperable habilidad con las armas y también lo vimos usar cualquier objeto, como un lápiz o su auto, para matar a sus oponentes. En lugar de repetir, ahora lo vemos usar desde cuchillos, un libro y hasta un caballo.

Cuando la acción se detiene es cuando vemos otra de las razones del éxito de la saga, la creación del mundo en el que vive Wick, nos volvemos a adentrar en él para encontrar nuevas cosas, lugares diferentes, personajes diferentes; aunque la historia es extremadamente sencilla, este contexto en el que se desarrolla la enriquece y mantiene al espectador interesado en lo que sucede. También conocemos un poco más del pasado de Wick, lo suficiente para no perder el misterio detrás de él. Es ahí donde reside el éxito de la construcción de este mundo, todo lo que nos muestran se siente como una pequeñísima parte y el resto queda a la imaginación. El guión no necesita de mucho para expresar sus ideas, en esta cinta vemos como se tratan temas sobre el respeto y la reputación, aunque todos lo conocen por quién alguna vez fue y aunque todos quieran matar a John Wick, nadie lo haría sin mostrarle el respeto que exige la filosofía de las artes marciales.

La actuación de Keanu Reeves es exactamente lo esperado, silencioso, enojado, pero lo más importante es la dedicación y el compromiso que tiene con el personaje y la película; los meses de entrenamiento rinden fruto al ver que Reeves de nuevo hace hasta el 90% de las escenas de acción. Gracias a esto, aún con lo exageradas que pueden ser, mantienen realismo, pues hay un verdadero esfuerzo físico al realizarlas. Sin embargo, en esta ocasión, Reeves se hace un poco a un lado para dejar que otros personajes y sus actores también brillen, como es el caso de la inclusión de Halle Berry interpretando a Sofia, una versión femenina de Wick, quién tiene su propia secuencia y demuestra sus habilidades (y sus perros). Berry se roba el show por un buen rato a pesar de su corta participación. Mark Dacascos interpreta a Zero, un asesino wannabe a quién le asignan la tarea de acabar con Wick. Su personaje trata de estar a la par de él y lo demuestra con sus habilidades en las artes marciales que lo vuelven un digno oponente, su carisma lo hace un personaje entrañable y divertido, sirve como un gran villano y hasta parecer ser una personificación de los fanáticos. Asia Kate Dillon como la Adjudicadora tiene un papel que no se involucra en la acción, sin embargo tiene una presencia muy fuerte pues es quién jala los hilos de la historia y refleja poder cada vez que está en pantalla. Otras inclusiones al cast que cumplen con su trabajo son las de Anjelica Huston y Jerome Flynn, otros que repiten sus papeles son Ian McShane como el elegante Winston, cuya participación es cada vez más relevante, Laurence Fishburne y su estruendosa risa del Rey del Barrio y Lance Reddick como Charon a quién por fin vemos más allá del mostrador del Continental.

Otro de los puntos más fuertes de la película es la fotografía, pues en su ambición de hacer escenas de acción, quiere que se vean lo más estéticas posible, de nuevo usando las luces neones, reflejos en los cristales y los negros profundos y para darnos algo diferente, el brillante color dorado del desierto; una vez más el trabajo de Dan Laustsen es impresionante sumado al de Kevin Kavanaugh en el diseño de producción y acompañadas por la música Tyler Bates y Joel J. Richard, simplemente no hay secuencias de acción igual de elegantes y bellas visualmente.

Para los fans de otras sagas de acción, hay una gran cantidad de referencias y cameos, en los que resaltan los de Yahan Ruhian y Cecep Arif Rahman, quienes participaron en La Redada, además de Randall Duk Kim quién repite su papel del Doctor y que alguna vez fue el Cerrajero en Matrix Recargado, además de Boban Marjanović y muchos otros como asesinos.

El único problema de la película es que el ritmo cae bastante después del primer acto y tarda un poco en recobrarlo. Todas las películas están fuertemente conectadas, es casi imposible entenderla sin haber visto las anteriores pues está hecha especialmente para los fans, es muy difícil que alguien que empiece por ver esta película comprenda y acepte lo que sucede y por lo tanto, que le guste.

John Wick 3: Parabellum al igual que las cintas anteriores, es una bocanada de aire fresco entre tantas secuencias de acción mal logradas y hechas con CGI. Es innovador y a la vez trae de regreso técnicas que quedaron en el pasado. Wick es tanto un tributo, una parodia y una reinvención del género de acción.

Título original: John Wick: Chapter 3 – Parabellum
Dirección: Chad Stahelski
Guión: Derek Kolstad, Chris Collins, Marc Abrams & Shay Hatten
Elenco: Keanu Reeves, Halle Berry, Ian McShane, Asia Kate Dillon, Laurence Fishburne, Mark Dacascos, Lance Reddick & Anjelica Huston

Luis Enrique Jiménez

Cinéfilo, nihilista, lector, universitario y chilango de corazón. Procrastinador profesional.

Latest posts by Luis Enrique Jiménez (see all)

Anuncios

Deja un comentario