La sangría está lista.

Gaspar Noé es un director al que le gusta provocar a la audiencia y llevar al extremo las historias que propone para probar su punto. Cualquiera que este sea.

Ya desde sus inicios esto se notaba. En Solo contra todos, su primer cinta, una advertencia le decía al público que tenía 30 segundos para abandonar la sala antes de mostrar a un hombre golpear a una mujer embarazada; Irreversible corroboraba que el tiempo lo destruye todo, al presentar la historia en reversa de una pareja en la que ella sufría una violación y él buscaba venganza para terminar viéndolos dolorosamente felices sin saber lo que les esperaba. Sus ultimas dos cintas usaban aún más el erotismo y el sexo explícito para polemizar pero sin lograr un punto en concreto: Entra al vacío nos llevaba a un psicodélico viaje entre la vida y la muerte mientras que Love nos mostraba lo tóxico que algunas relaciones pueden llegar a ser para lograr que esos fantasmas de parejas pasadas se interpongan con las futuras. Ambas llegaron a cuestionar si el director franco-argentino usaba el sexo como arte o mera pornografía.

Hoy llega Climax, cinta de terror ligeramente basada en una historia real, filmada en 15 días y con tan solo 5 páginas de guion. Aquí vemos a un grupo de 20 bailarines que tras un ensayo de tres días de lo que pretende ser un espectáculo sin igual, en un ambiente alejado y claustrofóbico, deciden celebrar con música, baile y una sangría preparada por una amiga y excompañera. Lo que no saben es que la bebida se encuentra aderezada con un potente LSD que los llevará a un estado de locura infernal. Al igual que en sus primeras dos cintas, un texto advierte mientras una imagen sirve de epílogo y preparación para lo que viene.

Conocemos las motivaciones de estos artistas a través de sus entrevistas para audicionar. Así nos enteramos de cómo son, cómo podrán reaccionar cuando se encuentren bajo los efectos del alucinante y tenemos unas pistas de quién podrá ser el causante de todo. Estos videos se encuentran rodeados de elementos que nos adelantan lo que vendrá como el libro Posesión o la cinta Suspiria.

La escena de baile con la que abre la cinta es potente, viva, energética y vibrante. Nos muestra la camaradería y confianza que existe entre todas estas personas. Todo a través de un plano secuencia magistral que usa la cámara cenital para captar toda la amplitud de las interpretaciones. Cabe mencionar que todos los bailarines fueron cuidadosamente seleccionados y ninguno tenía experiencia en la actuación. Solo Sofia Boutella, quien encarna a la coreógrafa Selva, había estado frente a las cámaras.

La historia avanza entonces con cortes rápidos y breves de conversaciones que se van volviendo cada vez más delicadas y agresivas a causa de la droga; así somos testigos de que entre estos jóvenes no todo es felicidad y amistad. Un segundo baile nos muestra como las cosas están cambiando, captando movimientos hostiles y violentos, para terminar en un abandono a la destrucción individual y grupal.

Todo lo anterior ocurre mientras la música no para. Es un elemento y protagonista más; las variaciones de las pistas nos llevan de la mano para vivir todos los estados de ánimo al igual que los bailarines: euforia, miedo, paranoia, odio, lujuria y éxtasis. Es entonces que la cámara de Noé comienza a hacer de las suyas, pues al no poder ver las alucinaciones de los personajes, nos las sugiere a través de otro plano secuencia que no parará hasta casi el final de la cinta. Con giros de 180°, 360°, colores estrambóticos y planos inclinados (o llamados también holandeses) nos hace partícipes de la locura que se está viviendo en esta guerra todos contra todos.

Así, somos testigos de como los humanos somos capaces de sucumbir al deseo de destrucción ante la menor preocupación o el menor empuje. Que en el fondo, somos animales esperando el momento para atacar. Aunque lo hace de la forma más estética posible, llena de música, baile, violencia y sexo (aunque en menor cantidad y menos explícito que en sus cintas anteriores).

Climax es la fiesta más feroz, hipnótica, alucinante y aterradora que no querrás perderte.

Título original: Climax

Dirección: Gaspar Noé

Guion: Gaspar Noé

Elenco: Sofia Boutella, Romain Guillermic, Souheila Yacoub, Kiddy Smile, Claude Gajan Maull, Giselle Palmer, Taylor Kastle, Thea Carla Schott, Sharleen Templ, Lea Vlamos, Alaia Alsafir, Kendall Mugler, Lakdhar Dridi, Adrien Sissoko, Mamadou Bathily, Alou Sidibe, Ashley Biscette, Vince Galliot Cumant & Sarah Belala.

Byron Angeles

Cinéfilo desde tiempos inmemoriales, que busca compartir su sentir y vivencias con las cintas,con aquellos interesados en conocerlos
Anuncios

Deja un comentario