Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury es un homenaje a una de las figuras más importantes de la música, sin olvidarse de Queen y que cuenta una historia llena de nostalgia reforzando la imagen de un gran ídolo.

Cuando escuché sobre esta cinta, puedo decir que no me emocionó del todo. En realidad nunca he sido fan ni seguidor de Freddie Mercury o de Queen, así que en su momento pasó como una propuesta más.

Cuando llegaron los primeros vistazos de Rami Malek como Mercury, entonces sí, mi atención se enfocó en los detalles de la personificación, el cuidado del maquillaje e incluso, hasta el parecido que de lejos, tenía Malek con el astro de la música.

Y vaya, después de ver la película, puedo decir que me hubiera gustado investigar aún más, sobre lo que Mercury hizo en vida antes de llegar a la sala de cine, porque debo decir, que salí emocionado de la misma. En la proyección de prensa en México que pudimos disfrutar gracias a Fox México, el escenario fue una sala IMAX con un montaje increíble e iluminación cual escenario para conciertos, así que eso potencializó la emoción por ver el corte final de Bohemian Rhapsody.

 

 

La película dirigida por Bryan Singer, a quien ubicamos principalmente por las películas de X-Men, parte de lo particular hacia lo general, es decir, la cinta está enfocada directamente en etapas clave de la vida de Freddie Mercury, pero todo pasando por su punto de éxito al formar parte de Queen.

¿En dónde está el encanto con esta película? En la nostalgia y en la sobresaliente actuación de Rami Malek, de quien por varios momentos te olvidas y sientes que estás viendo al mismo Mercury. La actuación es increíble, gesticulaciones, sus movimientos por el escenario hacen que Mercury regrese y se sienta en la película. Momentos cumbre de la banda en conciertos, discos, canciones y en particular la presentación en el Live Aid del 85, hizo que más de una persona se pusiera a aplaudir, cantar y sentir el concierto como si estuviera en vivo.

El trabajo actoral de todo el reparto es muy interesante, todos hacen y ejecutan sus roles de manera óptima, actuaciones orgánicas hacen que la cinta se sienta auténtica y sin ser pretenciosa, su objetivo principal es retratar en las poco más de 2 horas de duración, los aspectos más importantes en la vida de Mercury y Queen.

Podremos ver cómo era la relación con su familia, su cambio de nombre, sus sueños de grandeza y cómo es que desde siempre, supo que tenía un lugar en el mundo más allá de lo que los demás podían imaginar.

La química con el reparto es muy armónica, puede sentirse la magia con la que Queen componía cada canción, alegrías, enojos, desplantes de divas, pero sobre todo el corazón que ponían en la agrupación, se proyecta en la cinta, la originalidad que buscaban y la persecución por explotar su creatividad musical, se desarrolla muy bien.

El resto de los integrantes: Brian May, Roger Taylor y John Deacon, fueron interpretados por Gwilym Lee, Ben Hardy y Joe Mazzello, respectivamente. También contamos con la presencia del amor de toda la vida de Mercury, Mary Austin, interpretada por la actriz británica, Lucy Boynton. Todos los anteriores, jugarán un papel muy importante en la vida del astro, pues cuando llega el deterioro de Mercury por los excesos, ellos estarán con él para salir adelante de cualquier adversidad.

El productor de la cinta, Graham King, no quiso profundizar tanto en temas personales, como mencioné anteriormente, se tocan temas familiares y también se muestran los días oscuros de Freddie Mercury cuando se separó de Queen, las fiestas fuera de control y sí, también su sexualidad y enfermedad terminal. Todo sin meterse tanto en detalles, tocándolo con superficialidad, pero lo suficientemente claro, para contarnos que no todo fue miel sobre hojuelas.

¿Qué fallos tiene? Si bien el ritmo de la película es estable, por momentos se siente el bajón con secuencias que tal vez no eran tan necesarias para el corte final. La prótesis dental de Rami Malek definitivamente no fue un gran acierto, para nada coincidió con la real y se pudo haber hecho un mejor trabajo. Algunos cortes en el concierto del Live Aid no fueron acertados, pues el público llenando el Estadio de Wembley, no se veía tan ‘real’ y eso te saca por momentos de la experiencia.

Para los conocedores de Queen, puede ser una increíble cinta que les traiga grandes memorias, pero también podrían sentirse un poco cortos, al sentir que tal vez sacaron de la cinta, momentos que tal vez fueron más épicos o representativos para la banda, pero la esencia está ahí y el objetivo del productor se cumple, acercar una parte del legado de Queen a las nuevas y antiguas generaciones.

La cinta refuerza la imagen de ídolo de Freddie Mercury, te envuelve en esa nostalgia musical, nos conecta con su pertenencia a Queen como una familia y nos demuestra que todo, absolutamente todo es alcanzable con persistencia, demasiada terquedad y sueños de grandeza.

Sin duda es una película muy recomendable tanto para seguidores de Queen y/o Freddie Mercury y para los que tal vez solo conocemos un pequeño destello en su historia. Es una gran experiencia que te transportará a los momentos clave de los protagonistas y que debes disfrutar en la sala de cine.

¡Por cierto! Ya pueden escuchar la selección de canciones que hicieron para el soundtrack de la película en Spotify: https://open.spotify.com/embed/album/6i6folBtxKV28WX3msQ4FE

Resena Bohemian Rhapsody La Historia de Freddie Mercury.png


Título original: Bohemian Rhapsody
Dirección: Bryan Singer/Dexter Fletcher
Guión: Justin Haythe & Anthony McCarten
Elenco: Rami Malek, Gwilym Lee, Ben Hardy, Joe Mazzello & Lucy Boynton.

Yandre Galindo

Un ser ambivertido al que le gusta coleccionar Pops, videojuegos y películas. Mi especialidad es preparar hot cakes y piñas coladas.

Latest posts by Yandre Galindo (see all)

Anuncios

Deja un comentario