Acción y violencia para adultos.

Hace 4 años, fuimos testigos de lo que Robert McCall (Denzel Washington) era capaz de hacer por una jovencita desconocida. Pero en esta ocasión, sabremos hasta dónde llega cuando el asunto es personal.

La vida de McCall se desenvuelve entre la ayuda que brinda a personas al azar llevando justicia por su propia mano y su trabajo como conductor. Todo marcha bien hasta que una nueva pérdida golpea su vida.

A través de escenas que parecen episodios cortos de una serie, se va forjando un thriller que tiene cada pieza pensada y calculada. El director Antoine Fuqua (Día de entrenamiento) entrega una cinta inteligente que potencializa y actualiza todos los elementos de la primera, haciéndonos estar atentos en todo momento. Con un huracán acercándose como telón de fondo, la tensión crece a cada minuto prometiendo una enorme tormenta.

Mientras la entrega anterior era un homenaje a la serie de televisión original, así como a las explosivas cintas de los ochentas y noventas, esta vez tenemos una cinta más actual en su manufactura. Eso sí, la violencia gráfica y cruda se mantiene junto a la acción adulta que tanto caracterizó a la acciones del personaje de Denzel, quien vuelve a encarnar a McCall con la misma efectividad, incluso superándose a sí mismo al presentarnos a un hombre más afectado, herido y vulnerable, por ello más peligroso.

La trama se desarrolla de forma pausada, entregando en cada segmento un nuevo elemento que añadir al misterio principal. El suspenso crece y con un solo giro, tenemos servido un enfrentamiento final en el tercer acto que no repara en grandeza, llevando todo al extremo, a una escala literalmente tormentosa.

Las escenas de acción están filmadas con destreza, creando situaciones intensas, aderezadas con sangre que seguro a más de uno hará voltear la mirada de la pantalla por unos segundos, pero sin llegar abusar de violencia gratuita. A esto podemos agregar actuaciones convincentes y efectivas por parte de Melissa Leo y Pedro Pascal, que apoyados en diálogos bien armados aportan consistencia a la historia, un elemento que nivela la balanza y no nos deja con simples persecuciones, peleas y disparos.

El viaje de McCall se ve aderezado por tramas secundarias que enriquecen su desarrollo y nos muestran más del hombre que realmente es, noble y desinteresado, enfocado en ayudar a los demás de la forma que sea necesaria. Incluso el villano lo obliga a enfrentar a sus fantasmas del pasado, con lo cual deberá cerrar dichos círculos definitivamente.

El Justiciero 2 es una cinta que sin duda expande a su protagonista, además de utilizar todos sus elementos de forma adecuada para lograr un filme lleno de testosterona y emoción.

denzel washington el justiciero 2 the equalizer 2


Título original: The Equalizer 2.
Dirección: Antoine Fuqua.
Guión: Richard Wenk.
Elenco: Denzel Washington, Melissa Leo, Bill Pullman, Pedro Pascal, Ashton Sanders, Orson Bean, Sakina Jaffrey, Jonathan Scarfe & Adam Karst.

 

Anuncios

Escrito por Byron Angeles

Cinéfilo desde tiempos inmemoriales, que busca compartir su sentir y vivencias con las cintas, con aquellos interesados en conocerlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.