Mamá y Papá se encuentra entre las películas más polémicas del año, lugar que se ganó por su historia retorcida, violencia y humor negro.

Brent y Kendall son padres de familia comunes. Ambos pasan por la etapa de su vida en la que se dan cuenta que no tienen lo que siempre soñaron. Un día, por alguna razón desconocida, todos los padres comienzan a asesinar a sus hijos de maneras extremadamente violentas. Cuando esta epidemia llega a Brent y Kendall, su único objetivo es encontrar a sus hijos Carly y Josh para asesinarlos.

Con esta idea tan macabra, se puede esperar ver mucha violencia desde los primeros minutos, sin embargo, Brian Taylor como director y escritor, decide primero mostrarnos un poco de la vida común de los personajes, con esto no sólo establece sus personalidades, sino que, incluso, le da sentido a las acciones de los padres contra sus hijos, es por esto que el peso de la película no está sobre las escenas explícitas, sino en sus dos actores principales, Nicolas Cage y Selma Blair, quienes entregan actuaciones muy diferentes, pero igualmente aterradoras.

Selma Blair es Kendall, una ama de casa que lidia con la pérdida de cercanía con su familia y las consecuencias de las decisiones que hizo más joven. Cuando el instinto asesino aparece en ella, deja ver su lado insensible y manipulador, además es meticulosa, sus acciones por más violentas que sean, están fríamente calculadas. Blair transmite la desesperación y el dolor de Kendall, pero al transformarse, su presencia es fuerte y temible.

Nicolas Cage interpreta a Brent quién, desde el inicio, muestra ser una persona con un sentido del humor muy ácido y de comportamiento errático, al transformarse, estas actitudes solo se exageran, convirtiéndolo en un verdadero asesino desquiciado, esto le da lugar a Cage para dar una actuación alocada que raya en lo ridículo, pero sin dejar de ser apropiada para su personaje, una actuación en la que puede liberarse, sin duda una de las mejores que ha entregado en años.

Ambos actores logran levantar la película, que aunque no es grandiosa, Brian Taylor sabe a lo que va y se mantiene en eso, no quiere ser más que una comedia.

En el camino aparecen ciertos inconvenientes en la edición, a pesar de tener una corta duración, el ritmo llega a ser lento, principalmente debido a los varios flashbacks que aparecen en medio de la trama que, aunque aportan algo a la trama, entorpecen y desequilibran una narrativa sencilla.

Al escuchar la trama de la película puedes hacerte una idea de lo que sucede y la idea tal vez no le atraiga a todos. Hay escenas que muchos podrán considerar graciosas, pero hay muchos que no se sentirán a gusto viéndolas. Aunque es una comedia, llega a cruzar ciertos límites que muchas personas no encontrarán placentero. En pocas palabras, no es apta para sensibles.

Mamá y Papá te puede hacer reír, aterrarte o ambas, de cualquier forma, si eres de los que disfrutan de un humor muy fuerte, no puedes perdértela. Al final, la película nos demuestra que la frase ‘del odio al amor, solo hay un paso’ también funciona al contrario.

mama y papa resena.jpg


Título original: Mon and Dad
Dirección: Brian Taylor
Guión: Brian Taylor
Elenco: Nicolas Cage, Selma Blair, Anne Winters & Zackary Arthur.

Anuncios

Escrito por Luis Enrique Jiménez

Cinéfilo, nihilista, lector, universitario y chilango de corazón. Procrastinador profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.