La cuarta colaboración entre el director Jason Reitman y el escritor Diablo Cody, las mentes detrás de Juno.

Además de la segunda colaboración de ambos con Charlize Theron, en este proyecto nos presentan una visión honesta sobre la maternidad.

Marlo es una mujer entrando a sus cuarentas, madre de dos niños, Sarah, una niña en general normal y Jonah, a quién todos llaman un niño “poco convencional”. Con la llegada del tercer bebé, el mundo de Marlo se desequilibra, la presión la está llevando al colapso, hasta que, por recomendación de su hermano, contrata a una niñera de noche, quién no solo le ayuda con la bebé, sino a cuidarse a sí misma, creando una relación profunda entre ambas.

La historia es sencilla, pero funciona gracias en parte a los diálogos dinámicos entre sus personajes bien establecidos. El hecho de que Cody haya usado su propia experiencia para escribir el guión, le da mucha más credibilidad, pues los temas, desde lo más mínimo hasta lo más fuerte, como la depresión posparto, están tratados con seriedad y cuidado, sin caer en la tragedia ni perder el sentido del humor. La sinceridad del guión hace que la historia sea mucho más relacionable.

Sin embargo, lo que realmente carga a la película, son lass actuaciones de sus dos actrices principales, para Mackenzie Davis actuar como la enérgica niñera misteriosa es algo natural, tanto que a partir de la aparición de su personaje, la película se levanta. Pero es el trabajo de Charlize lo que resalta, no es sólo el hecho de interpretar a una madre cansada, es una mujer que se enfrenta a una ola de cambios, no solo en su rutina, sino físicos e incluso ser juzgada por la manera en que cría a sus hijos en esta época. Theron captura todas las emociones que le causan estas situaciones a Marlo y logra transmitirlas incluso si es con tan solo con una mirada perdida. Y de nuevo, Charlize al poner su propia parte personal, su actuación es brutal.

Y aunque parece que todo en Tully es perfecto, la historia da un giro en el tercer acto que está lejos de aportar algo, desde mucho antes se ve venir y al llegar es forzado, poco impactante y se pudo evitar. Puede que algunos lo acepten y puede que a algunos les arruine la experiencia.

Tully expone temas de gran seriedad y los trata de una forma agridulce. Podrás reírte un par de veces y sentirte relacionado con personajes que están viendo su vida desmoronarse. Imperdible para las madres.

Tully


Título original: Tully
Dirección: Jason Reitman
Guión: Diablo Cody
Elenco: Charlize Theron, Mackenzie Davis, Mark Duplass & Ron Livingston.

Luis Enrique Jiménez

Cinéfilo, nihilista, lector, universitario y chilango de corazón. Procrastinador profesional.

Latest posts by Luis Enrique Jiménez (see all)

Anuncios

Deja un comentario