¿Es esta secuela tan divertida, violenta y disfrutable como la primera cinta?

Deadpool nos sorprendió allá por 2016 con su propuesta tan singular en el género de superhérores al mostrar humor negro, violencia explícita y una clasificación para adultos, algo realmente arriesgado. Sin embargo, el trabajo de Tim Miller y Ryan Reynolds por lograr una adaptación fiel del personaje de cómics rindió frutos y se convirtió en todo un éxito de crítica y taquilla.

Ahora, esta segunda entrega dirigida por David Leitch (conocido por la volencia estilizada de John Wick y Atomic Blonde) nos entrega lo que todos los fans del Mercenario Bocazas esperábamos: más sangre, más chistes y más chimichangas.

La trama de Deadpool 2 vuelve a presentar una premisa sencilla: Wade Wilson (Ryan Reynolds) se encuentra disfrutando de su relación con Vanessa (Morena Baccarin) mientras se desempeña en lo que mejor sabe hacer: matar. Sin embargo, un evento inesperado lo obliga a cambiar un poco de rumbo y cuestionarse si lo que hace es realmente lo correcto. Es entonces que cruza camino con Russel (Julian Dennison), un joven mutante lleno de furia por el trato hacia su especie. Aunque al principio Wade no pretende crear un vínculo con él, decide protegerlo luego de que un mutante que dice venir del futuro y se hace llamar Cable (Josh Brolin) intenta asesinarlo.

Toda la trama, a pesar de su sencillez, está construida de forma creativa para entretenernos y mostrarnos aspectos de Deadpool que no conocemos y presentar a los nuevos personajes. Reynolds vuelve a entregarnos el carisma e irreverencia del mercenario, pero también nos muestra un lado más sentimental poniéndolo en circunstancias más complicadas. A su vez, Brolin nos brinda una actuación sólida y que hace un contraste perfecto con la personalidad de Deadpool, logrando una relación de amor-odio entre este par.

Todo el humor del antihéroe está presente desde el inicio. La cinta se encuentra repleta de bromas hacia la cultura popular: actores, música, personajes de cómics y otras películas son el blanco perfecto. Te mantendrás riendo con todas las referencias en diálogos y escenas. Sin embargo, hay algunos chistes que pueden parecer un poco repetitivos y eso los gasta, perdiendo gracia con el tiempo. Sin embargo, este es solo un pequeño ‘pero’, porque el trabajo realizado por los guionistas Rhett Reese, Paul Wernick y también Reynolds logra que una cinta que dura casi dos horas se sienta divertida en todo momento y que no aburra.

La química en el elenco es de lo mejor de la cinta. Reynolds, T.J. Miller (Weasel), Brianna Hildebrand (Negasonic Teenage Warhead), Leslie Uggams (Blind Al), Stefan Kapicic (Colossus) y Karan Soni (Dopinder) vuelven para darnos más los personajes que ya conocemos.

A ellos se les unen Zazie Beetz como Domino (quien llega para quedarse), Terry Crews, Bill SkarsgardShioli Kutsuna y Lewis Tan como miembros de X-Force (equipo que tendrá su propia cinta con Deadpool incluido). El momento en que vemos al equipo formarse y entrar en acción en su primera misión es de lo más hilarante. Existen otras participaciones que en realidad son cameos, que te dejarán boquiabierto a pesar de lo breves que son. Te recomendamos no parpadear, porque podrías perdértelos.

Hablando de la acción, la cinta entrega grandes secuencias de peleas, explosiones y persecuciones que lucen muy bien realizadas. La violencia en ellas está más que presente y seguro sentirás casi como la sangre te salpica en varias de ellas. El CGI cumple sin llegar a ser espectacular, aunque hay momentos en que son un tanto notorios los efectos. Ojo con la broma hacia esto también, un momento muy WTF.

La música vuelve a ser un factor destacable, incluyendo en el soundtrack varios éxitos ochenteros, dubstep y un gran trabajo en el score por parte de Tyler Bates, que vuelve lleno de letras incorrectas y muy divertidas.

Al final es palpable el cariño y esfuerzo de todos los involucrados por entregarnos una cinta digna y que expanda lo que se nos había presentado. Lo hacen con creces y logran una historia original, llena de ese humor inteligente y vulgar que a todos nos encantó, con la violencia que caracteriza al personaje, presentando nuevos aliados de los que esperamos ver más y que termina siendo una secuela más grande, más divertida, más sangrienta y más incorrecta.

Por cierto, sí hay escenas post-créditos. Y les recomiendo quedarse sentados para seguir riendo mucho más.

deadpool 2 reseña


Título original: Deadpool 2
Dirección: David Leitch
Guión: Rhett Reese, Paul Wernick & Ryan Reynolds
Elenco: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Josh Brolin, Zazie Beetz, Julian Dennison, T.J. Miller, Brianna Hildebrand , Leslie Uggams , Stefan Kapicic, Karan Soni, Terry Crews, Bill Skarsgard, Shioli Kutsuna, Lewis Tan, Rob Delaney, Jack Kesy & Eddie Marsan.

Anuncios

Escrito por Byron Angeles

Cinéfilo desde tiempos inmemoriales, que busca compartir su sentir y vivencias con las cintas, con aquellos interesados en conocerlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.