Una de las grandes contendientes en esta temporada de premios, principalmente por la aclamada actuación de Gary Oldman, que poco a poco, premio por premio, va directo a llevarse el Oscar.

Mayo de 1940, Alemania arrasa con Europa, gran parte del territorio le pertenece, la desesperación por mantener libre al Reino Unido crece. Winston Churchill es llamado a tomar el cargo de primer ministro al no quedar otra opción.  En tan solo sus primeros días en su puesto, tendrá que enfrentarse tanto a los enemigos en el extranjero como a sus opositores dentro del país.

Dirigida por Joe Wright, experto en hacer películas de época y adaptaciones como Orgullo y Prejuicio; en esta ocasión nos lleva de nuevo a la Segunda Guerra Mundial, desde un punto de vista político.

Con Wright llevando la dirección, no se puede esperar más que una dirección impecable, diseño de producción bien cuidado, fotografía bellísima, la ejecución sobre todo, ayuda a que el guión, el cual puede parecer regular, se transforme en una película ejecutada casi a la perfección.

Pero lo que se esperaba de la película se cumplió, la actuación de Gary Oldman como Winston Churchill se lleva toda la atención, carga la película en sus hombros y entrega un trabajo que será recordado por mucho tiempo.

Normalmente se cree que el maquillaje ayuda demasiado al actor o se lleva todo el crédito de la interpretación, en este caso no es así, el maquillaje está construido tan bien que no impide a Oldman de hacer expresiones faciales verdaderas y aún así, en pocas escenas, se logra ver a Oldman bajo el maquillaje, se deja absorber tanto por el personaje que se pierde, no solo físicamente, sino como persona, pues la voz, el lenguaje corporal, cada detalle que hacía a Churchill, Churchill, Gary Oldman intenta replicarlo. Interpetar a un personaje complicado puede ser un gran reto para los actores, en especial cuando ese personaje fue una persona real, Gary Oldman ha logrado superar ese reto.

Las Horas Más Oscuras nos hacen ver en Churchill a un humano, no solo a un héroe nacional (incluso mundial), lo vemos en sus momentos más mundanos, en la cama, en la bañera, su humor, su tristeza, en sus mejores y peores momentos. El mayor logro del guión es dejarnos claro que Churchill fue un humano como cualquiera de nosotros, lo baja de su pedestal y lo pone al nivel del pueblo.

Todo esto lo vemos no solo desde el punto de vista del mismo Churchill, si no de la gente a su alrededor, su secretaria Elizabeth, interpretada por Lily James, su esposa Clemmie, interpretada perfectamente por Kristin Scott Thomas, el Rey George VI, interpretado por Ben Mendelson, entre otros personajes que a través de sus encuentros con Winston, conocemos un poco más de su forma de ser.

Las Horas Más Oscuras es una gran película en muchos sentidos, un poco diferente a la filmografía de Joe Wright y aunque esta no represente un reto o una película que brille por su dirección, pues es Oldman quien se lleva los aplausos.


Título original: Darkest Hour
Dirección: Joe Wright
Guión: Anthony McCarten
Elenco: Gary Oldman, Kristin Scott Thomas, Lily James, Stephen Dillane, Ronald Pickup y Ben Mendelsohn.

Anuncios

Escrito por Luis Enrique Jiménez

Cinéfilo, nihilista, lector, universitario y chilango de corazón. Procrastinador profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.