Fue en el 2001 cuando se estrenó una de las comedias más influyentes de la época actual. El diario de Bridget Jones, basada en la novela de Helen Fielding, cuenta la historia de Bridget (Renée Zellweger) una mujer de 32 años con sobrepeso, un terrible historial amoroso, con un trabajo que no la hace feliz y unas deprimentes noches al lado del televisor. Aunque por momentos encuentra muy deprimente su vida, sabe que cuenta con el apoyo de sus mejores y excéntricos amigos, quienes la incitan constantemente a salir adelante y encontrar el amor de su vida, porque en eso gira todo ¿no? En encontrar el amor de nuestras vidas. En esta primera parte tiene que elegir entre su jefe, que es un completo idiota, Daniel Cleaver (Hugh Grant) y el “maleducado, apático y aburrido” amigo de la familia Mark Darcy (Colin Firth). Al final, gana el Sr. Darcy, quien se queda con la chica.

Tres años después, en 2004, Bridget y sus problemas amorosos vuelven en Bridget Jones: Al borde de la razón. Ahora, Bridget, tiene un trabajo que le gusta, pero su relación comienza a fallar y mientras regresa a su vida su ahora exjefe, Daniel Cleaver, se pregunta ¿cuál es el hombre al que ama? Al final, el amor vuelve a triunfar y se queda con Mark Darcy… de nuevo.

Ahora quince años después de la primera parte, en El bebé de Bridget Jones, nos encontramos de nuevo a una mujer cansada de la vida, fastidiada y sola, mientras ve el televisor y bebe el día de su cumpleaños, preguntándose: ¿qué será de su vida?, ¿cómo llegó a ese punto? y sobre todo ¿seguirá sola por el resto de su vida? A pesar de todo, las cosas no van mal; es productora de un programa de noticias, ha bajado de peso y tiene una figura que atrae las miradas de los hombres, pero… a sus 43 años sigue soltera. Todo esto lo complica el ver que las personas más cercanas comienzan a formar una familia, por lo que se pregunta si algún día ella igual tendrá una.

Malas decisiones la llevan a un festival estilo ‘Lollapalooza’ en donde conoce al encantador Jack Qwant (Patrick Dempsey) con quien, en una noche de borrachera tiene sexo. Días después, en una fiesta familiar, vuelve a encontrarse con su antiguo ex amor Mark Darcy, a quien ella creía casado; después de ponerse al día, descubre que él está pasando por un divorcio y descubren que aún sienten algo el uno por el otro, así que después de que el alcohol hace efecto… tienen sexo.

Bridget se da cuenta de que está embarazada y aunque la noticia la hace feliz, tiene un pequeño problema: No sabe quién es el padre de su hijo. Después de que les da la noticia, omitiendo el pequeño detalle de la paternidad, cada uno comienza a disfrutar el embarazo a su manera. Las cosas se complican cuando los dos descubren que uno de ellos podría ser el papá, así que comienzan una ridícula pelea para demostrar quién es el indicado para quedarse con ella.

Uno de los puntos que se agradece de esta cinta, son las problemáticas que van presentados los actores secundarios durante el trayecto de la cinta, cuyos temas son los que actualmente estamos viviendo. La adopción entre homosexuales; el rol de la mujer actual: “hay una manifestación por nuestros derechos ¿qué más derechos podemos querer?” dice la mamá de Bridget con un pensamiento que se va ajustando a la época; la futura mamá intentando mantenerse actualizada, pues el mundo de las noticias se consume de forma diferente a la que estaban acostumbrados, el mundo está cambiando y se muestra uno de los retos que se tienen que enfrentar la generación pasada ante los ‘millennials’.

Al final, Bridget vuelve a estar en una encrucijada entre dos hombres. La pregunta es la misma pero le agregamos historias y sentimientos: ¿puede funcionar con alguien con ya fracasó varias veces? ¿Es mejor seguir adelante y conocer nuevas personas? A pesar de que muchas veces las estadísticas dicen una cosa, lo maravilloso del ser humano es que es imprevisible, imprudente como sólo uno sabe, pero sobre todo emotivo y estamos destinados a luchar aunque sepamos el resultado final, porque sin amor ¿qué somos?

El Bebé de Bridget Jones termina siendo un digno final para la saga, con la emotividad de las primeras cintas y la originalidad de la suya propia.

Bridget.JPG
El Bebé de Bridget Jones

Título original: Bridget Jones’s Baby
Dirección: Sharon Maguire
Guión: Helen Fielding, Dan Mazer & Emma Thompson.
Elenco principal: Renée Zellweger, Colin Firth, Patrick Dempsey, Emma Thompson, Shirley Henderson, Jim Broadbent, Celia Imrie & James Callis.

Latest posts by Alex Hdz (see all)

Anuncios

Deja un comentario