Reseñas

Reseña | ‘Morgan’

Una compañía que se dedica a crear seres humanos artificialmente, superiores física e intelectualmente, está en el desarrollo de su más reciente experimento, Morgan (Anya Taylor-Joy). A pesar de parecer una adolescente, es tan solo una “niña” de 5 años que vive encerrada con sus creadores en una locación escondida dentro de un bosque. Como se esperaba, su crecimiento físico igual que el intelectual, se ha incrementado  de manera exponencial en comparación al del ser humano ordinario, pero han fallado en darle emociones humanas balanceadas. Después de lo que clasifican como un accidente (apuñalar varias veces en el ojo a una de sus creadoras.), el equipo de científicos se ve obligado a recibir a una especialista en evaluación de riesgos llamada Lee Weathers (Kate Mara) quién deberá decidir si Morgan es un producto funcional o si debería ser exterminado debido a su inestabilidad emocional.

La película cuenta con un elenco bastante atractivo, en el que destacan Kate Mara y Anya Taylor Joy. Empezando con Mara, desde su primera aparición, se siente la frialdad de su personaje, su desconexión con el resto del equipo y su presencia es intimidante. Después de ser una sorpresa en La Bruja, Anya hace un excelente trabajo interpretando la confusión interna en Morgan, sus cambios de humor radicales y cerca del final, también muestran frialdad y poca compasión ante los demás personajes. Pero lo que hay que destacar es la interacción entre estas dos actrices, en cada escena, cada mirada y cada movimiento que comparten, se siente una gran conexión entre ellas. El resto del elenco, aunque conocido, es desperdiciado. Sin embargo, cumplen con su trabajo. Entre ellos encontramos a Rose Leslie, Toby Jones, Michelle Yeoh, Jennifer Jason Leigh, un minuto de Brian Cox y aunque no tiene más de tres escenas, Paul Giamatti se las arregla para adueñarse de todo su tiempo en pantalla.

Algo que debemos tomar en cuenta en estos días es que es difícil tener una historia original, Morgan intenta ofrecer algo nuevo a una historia que hemos visto durante ya muchísimo tiempo, siendo Ex-máquina su ejemplo más reciente. La idea de que los humanos son creadores y juegan a ser Dios, se tiñe de un debate sobre lo ético y moral en el guión de Seth Owen. al cuestionarse si un humano creado artificialmente merece tener los mismos derechos a uno natural, si merece ser catalogado en un género o si simplemente es un objeto. Durante la primera mitad, estas ideas son presentadas ante el público y logran captar nuestra atención, establecen muy bien a los personajes, sus intenciones, sus actitudes y opiniones ante la situación. Lo más importante es como presentan a Morgan, al igual que a sus personajes, nos hace dudar de su humanidad, si deberíamos o no preocuparnos por ella, ya que nos muestran una faceta de ella siendo una inocente niña, para luego confundirnos mostrando imágenes en las que deja notar su lado más oscuro.

Esta parte resulta ser casi completamente original, diferente, fresca, por lo que se espera que la película mantenga este tono durante el tiempo restante, pero resulta que no es así. Los tráilers nos vendieron lo que parecía ser una película de ciencia ficción y terror, pero al empezar, nos encontramos con un drama de ciencia ficción que después de su primer giro predecible, se transforma en un intento de crear el terror con violencia absurda y que sin intención, llega a ser graciosa.

La cinta deja a un lado la inteligencia y la coherencia que había establecido incialmente. Se traiciona a sí misma, se deshace por completo del desarrollo de sus personajes y se olvida por completo de los temas que estaba tratando. Estos elementos quedan aparte para darle lugar a escenas de acción pobremente dirigidas y editadas. Aquí es donde se pierde la atención del público, donde se vuelve inevitable soltar una que otra risita o un suspiro profundo de desesperación. El ritmo cae brutalmente, se vuelve insoportable y te hace desear voltear a ver el reloj para saber si por fin está por terminar. Y cuando llega ese momento, la parte final, hay un giro tan predecible, que la explicación te hará girar los ojos y sentir que todo los que pasó en la película fue un desperdicio de tiempo.

Producida por Ridley Scott, dirigida por su hijo, Luke Scott, era lo único que se necesitábamos escuchar para captar nuestra atención, no obstante Morgan parece ser un intento de Luke para igualar los clásicos de su padre, pero falla terriblemente. Una oportunidad desechada para ofrecer algo nuevo al género. Lo mejor sería evitarla ante todo o esperar a verla en tele abierta.

kate-mara-morgan-movie
Morgan (2016)

Título original: Morgan
Director: Luke Scott
Guión: Seth W. Owen
Elenco principal: Kate Mara, Anya Taylor-Joy, Toby Jones, Rose Leslie, Boyd Holbrook, Michelle Yeoh, Jennifer Jason Leigh, Paul Giamatti & Brian Cox.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s