Por: Marco Antonio González

Un día como cualquier otro, te das cuenta de que todos hablan sobre “Nerve”, un juego en la red que tiene a todo mundo fascinado. Te cuentan un poco sobre él, pero decides investigar por ti mismo. Vas a tu Mac, pones un poco de música en Spotify, actualizas tu estado luego de abrir Chrome, y finalmente, decides entrar.

Bienvenido a ‘Nerve’, un juego como verdad o reto, pero sin la verdad. Los observadores pagan por ver, los jugadores juegan para ganar dinero y gloria. ¿Eres un observador o un jugador? ¿Eres un observador o un jugador? ¿Eres un observador o un jugador?

Observas la computadora mientras se reproduce una y otra vez la misma frase are you a watcher or a player? La pantalla te observa. Al fin te decides. Das clic. Eres ahora un jugador, y con esto, toda tu vida online le pertenece al juego. Fotos, amistades, información personal, incluso cuentas bancarias se suben a la base de datos del juego. Has dado el primer paso… Pero puede que no te guste tanto el camino.

Vee Delmonico (Emma Roberts) es una chica sin chiste ni suerte. Luego de darse cuenta de que nunca corre riesgos, decide entrar a Nerve y probarse a sí misma. En el camino conoce a Ian (Dave Franco), con quien terminará haciendo equipo mientras el juego avanza. La idea es muy sencilla, los observadores les darán un reto a completar y deben escoger entre cumplirlo en un tiempo determinado y ganar cierta cantidad de dinero, o no hacerlo. Hay tres simples reglas a seguir: todos los retos deben de ser grabados con el celular del jugador, si un jugador declina o falla un reto, todo el dinero ganado se perderá y no se puede reportar a ningún policía sobre la existencia del juego. Un juego bastante sencillo de ganar…

¿O no?

Conforme avanza la trama, Vee e Ian ganan popularidad y observadores, lo que desata la ira de Sidney (Emily Meade), su mejor amiga. Junto a Tommy (Miles Heizer), Sydney hará lo posible por sacarla del juego, pero Vee ha descubierto una parte de sí misma que desconocía, y no le será sencillo.

Debo confesarlo. No pude evitar pensar en que, como Millennial, toda la película está hecha para atraparte. Desde su narrativa visual en la que se hace uso constante de la cámara en mano y los POV para recrear el uso del celular como forma de relatar la historia, el uso constante de elementos a los cuales estamos relacionados día a día: hashtags, nicknames, “arrobarte”, etc. Un Juego Sin Reglas: Nerve, está diseñada para identificarse con todos los que vivimos con un smartphone en las manos. Incluso con esa parte “obscura” en la que el morbo nos arrastra a reproducir una y otra vez los videos que vuelan en la red.

Dirigida por Ariel Schulman y Henry Joost, la película te mantiene a la orilla de la butaca esperando su siguiente reto. Y, como en todo concurso, la dificultad de cada nuevo reto aumentará. Sin embargo no todo es miel sobre ojuelas, principalmente si se trata de hablar sobre la forma en que se soluciona el nudo de la historia. Porque, ¿todos tenemos un amigo hacker?, todos conocemos a alguien que le mueve bien chido a la compu y siempre sabe resolver nuestros problemas. Muchos elementos de la trama son forzados, desde la forma en la que el personaje de Vee se desarrolla, hasta el cómo solucionan el problema en el que uno de los personajes se mete cuando rompe las reglas del juego.

Si eres un cinéfilo exigente, puedes pasar de esta película sin problema alguno. O bien, comprarte un combo y pasar el rato imaginando hasta donde estarías dispuesto a llegar si dieses clic en “jugador”.

P.D. Si eres fan de Emma Roberts o James Franco, no puedes perdértelos corriendo en calzoncitos para ganar.

Nerve.jpg
Un Juego Sin Reglas: Nerve (2016)

Título original: Nerve
Dirección: Henry Joost & Ariel Schulman
Guión: Jessica Sharzer
Elenco principal: Emma Roberts, Dave Franco, Emily Meade, Juliette Lewis, Miles Heizer & Kimiko Glenn.

CineMedios

Somos el medio que te acerca al cine, el entretenimiento y la cultura pop: noticias, estrenos, películas, videojuegos, libros y más.
Anuncios

Deja un comentario