• Una saga para crecer y madurar.

Quienes crecieron con las películas de American Pie, no pueden dejar de ver American Pie: El Reencuentro, es una película que cierra muchos ciclos en la historia para todos y cada uno de los personajes.

Pero antes de entrar de lleno en la trama de esta película, les daré una breve explicación de la historia de American Pie.

  • American Pie.
Jim, Oz, Kevin y Finch.

La primera parte de esta Tetralogía* fue estrenada en Estados Unidos el 9 de julio de 1999 y generó 101 millones de dólares en aquel país, con un presupuesto de sólo, 10 millones de dólares.

En México se estrenó el 18 de noviembre de 1999 bajo el nombre de “American Pie: Tu primera vez”.

Cuenta la historia de 4 adolescentes (que posteriormente y con el paso de la historia serán 5) que hacen un pacto para perder su virginidad al finalizar la secundaria, lo cual los llevará por muchos descubrimientos físicos y hormonales típicos de esa edad, aventuras, encuentros amorosos, vergüenzas y todo un sin fin de eventos que harán que se descubran uno a uno.

A pesar de que Jim (Jason Biggs) es nuestro personaje principal, no lo podremos imaginar después sin sus inseparables amigos Oz (Chris Klein), Kevin (Thomas Ian Nicholas), Finch (Eddie Kaye Thomas) e incluso, Stifler (Sean William Scott), mejor conocido como “Stifmeister”.

  • American Pie 2.

    Oz, Stifler, Jim, Finch y Kevin.

La segunda parte de la saga, fue estrenada en los Estados Unidos el 10 de agosto de 2001 y recaudó $145 millones tan

sólo en este país y $142 millones alrededor del mundo con un presupuesto de $30 millones.

A México llegó el 11 de enero de 2002 y sigue con la historia de la primera parte, todos los personajes regresan a su ciudad de origen East Great Falls, Michigan, después de terminar su primer año de Universidad.

Jim, Oz, Kevin y Finch están planeando una fiesta de reunión, para lo cual rentan una casa cerca de la playa en donde todos los amigos de la secundaria se van a encontrar, aunque al principio, todo parece indicar, que la fiesta no será del todo exitosa.

Nuestros protagonistas se encontrarán con sus viejos amores, otros seguirán y la historia de amor de Jim dará un giro inesperado.

  • American Pie: La Boda.

La película fue lanzada en los Estados Unidos el 1ero de agosto de 2003 y ganó en total $104 millones y $123 millones en todo el mundo con un presupuesto de $55 millones.

En México se estrenó el 5 de septiembre de 2003 y es la conclusión de la historia de amor de Jim Levenstein, quien finalmente le propone matrimonio a su novia Michelle (Alyson Hannigan).

Stifler, Cadence (Hermana de Michelle interpretada por January Jones), Jim, Michelle, Finch y Kevin.

Muchos de los actores de los filmes anteriores brillaron por ausencia, todo parece indicar que los guionistas no pudieron darle seguimiento a la historia de todos y cada uno de los personajes que rodeaban a la saga, pero una de las principales ausencias fue la de Oz, interpretado por el actor Chris Klein y quien originalmente iba a ser incluido.

Al igual que las primeras dos partes, la boda está llena de locuras que empiezan desde la pedida de mano de Michelle, pasando por la despedida de soltero de Jim, el

desastre que causa Stifler y culminando con la flamante boda de nuestros dos locos enamorados.

Todos pensábamos que probablemente había sido la culminación de la saga, pero en mi caso, me dejaba aún muchos “asuntos pendientes” con los demás personajes, acaso Kevin no lograría olvidar nunca a Vicky (Tara Reid) ? Finch estaría permanentemente teniendo relaciones fugaces con la mamá de Stifler ? Stifler seguiría siendo un idiota ? Y qué le pasó a Oz y a Heather (Mena Suvari) ??

Todas éstas dudas y asuntos pendientes, quedaron resueltas en la secuela.

  • American Pie: El Reencuentro.

Jim, Oz, Kevin, Finch, Stifler, Michelle, Heather, Vicky, Sherman (Chris Owen), Nadia (Shannon Elizabeth)… están de regreso, 9 años han pasado desde la última película de American Pie con los actores originales, y todos, están presentes en esta última producción cuyo estreno fue el 6 de Abril de 2012 en México.

Todo el elenco original está de regreso.

Con más años encima, trabajos, responsabilidades e hijos, regresan nuestros jóvenes aventureros ahora como adultos maduros y bien establecidos. Jim ha tenido a su primogénito Evan y está pasando por una crisis matrimonial con su esposa Michelle, principalmente por la falta de encuentros sexuales.

Oz se retiró del Lacrosse y ha tenido éxito como presentador de televisión, se distanció de Heather y mantiene una relación con Mía, con quien no tiene mucho en común. Kevin se casó y al parecer pudo olvidar al amor de toda su vida, Vicky, es amo de casa. Finch parece que ha tenido una vida simplemente perfecta, dice que ha recorrido todo el mundo, pero tristemente se descubre que sólo quería impresionar a sus viejos amigos y sólo trabaja como Sub-Gerente. Stifler sigue siendo un idiota y con un trabajo temporal en donde el jefe, es un abusivo.

El papá de Jim, el Sr. Levenstein (Eugene Levy**) perdió a su esposa hace 3 años y ahora debe enfrentarse a la vida como abuelo, con el apoyo de Jim, ahora los papeles se invierten y éste último cuidará y aconsejará como su padre siempre lo hizo.

Éste es el contexto general en donde se desarrollará una de las historias que más me ha gustado dentro de la saga de American Pie, una comedia que refleja una etapa más, no sólo de los personajes, sino de todos los adolescentes que crecimos con ella y que de una u otra manera, nos encontramos en una situación similar, la de decir ¿Qué fuimos y qué somos? ¿Logramos lo que nos propusimos o seguimos en el intento?

Es una película que sirve para madurar en muchos sentidos, físico, emocional y sobre todo, anímico, pues descubriremos que a pesar de que no somos perfectos, en eso consiste la vida, en que es perfectamente imperfecta.

Todos ya son adultos y con grandes recuerdos que contar.

Nuestros protagonistas organizan un reencuentro en su ciudad de origen East Great Falls, Michigan, por supuesto, todo a través de la mundialmente conocida página de Facebook, todos están invitados, pero al parecer se les olvida a propósito, invitar a Stifler.

La reunión, sin embargo, no será ni la sombra de lo que era en años anteriores, cuando todos poseían una líbido insaciable, juventud y sobre todo, no tenían responsabilidades de adultos.

La historia se va desarrollando de manera divertida, presentándonos las situaciones actuales en las que se encuentran nuestros protagonistas y sin olvidar detalles de lo que fue de su pasado y de lo que es su presente.

Jim, Oz, Kevin, Finch y Stifler, se encontrarán con diversas “tentaciones” que ya no pueden ser tomadas tan a la ligera, pues ahora tienen otras prioridades y necesidades, sin embargo, el inmaduro del grupo seguirá siendo el “Stifmeister”, quienes los hará pasar por varios momentos bochornosos, como desde siempre lo ha hecho.

Como lo menciono en los primeros párrafos de este escrito, la historia cierra varios ciclos de todos y cada uno de nuestros personajes. A continuación les contaré el desenlace de cada uno de ellos, pero si quieren vivir cada uno de estos momentos, les recomiendo los disfruten en la sala de cine.

Finch, Oz, Kevin, Stifler y Jim.

Jim descubrirá los pros y contras de ser un hombre casado y con un hijo, resolverá sus problemas maritales con Michelle y después de unas merecidas vacaciones en la ciudad que los vio enamorarse, recuperarán energías para seguir creciendo juntos y en familia.

Por un comentario que hace Oz “Me perdí tu boda, pero no me podía perder esta reunión” nos da a entender que estuvo ausente debido a causas profesionales, pues es un exitoso presentador de deportes en un canal de televisión y también participó en un Reality Show de baile, en donde desafortunadamente, no resultó ganador. Se distanció de Heather porque él quería crecer en su carrera y esto lo distanciaba de ella, quien a su vez también quería seguir preparándose. Ambos, al final, descubrirán que no pueden estar separados y que merecen volver a estar juntos.

Kevin se reencontrará con Vicky y confundido por el gran amor que tuvo con ella, entrará en un conflicto emocional que al final lo llevará a la conclusión de que, a pesar de haber tenido momentos inolvidables con ella, es hora de dar vuelta a la página y dejarlo sólo en buenos recuerdos.

Finch después de haber sido amante de la mamá de Stifler en todas las películas anteriores, finalmente encontrará a su media naranja, una chica del coro compañera de Michelle que anteriormente no era tan “guapa”, pero que con el paso de los años y una buena dieta, se convirtió en una bella mujer, a la cuál Finch años atrás y aún no siendo bonita físicamente, nunca le fue indiferente y siempre la trató bien.

Stifler, dejará de ser un idiota… Bueno, eso es lo que probablemente quisiéramos, sin embargo, eso le quitaría su gran personalidad, en esta última película, Stifler se dará cuenta que tiene que crecer y sobre todo madurar; no siempre será adolescente y entonces tratará de no ser tan tonto como antes y encontrará el valor de la amistad que ha forjado con sus amigos de vida, por cierto, casi lo olvidaba, tendrá un encuentro con la mamá de Finch.

Todos, absolutamente todos los personajes, maduran en esta última entrega; y aunque todos ya son adultos, no le quita la diversión que caracteriza a todas las películas de esta saga, que con el paso de los años, ha adquirido el grado de una película épica, en la que unos jóvenes adolescentes, con deseos de crecer y perder su virginidad, se han convertido en adultos maduros, con grandes lecciones de vida y con grandes historias que contar a sus descendientes.

Espero que disfruten tanto como yo, ésta última entrega de American Pie, dentro de la cual, están como Productores Ejecutivos, nada más y nada menos que Jim (Jason Biggs) y Stifler (Sean William Scott).

Y como finalizan en todas las películas… ¡Por el siguiente paso!

O como en ésta última… ¡Por la siguiente reunión!

Por la siguiente reunión !!

*Originalmente son 8 filmes en total de American Pie, pero sólo 4 con los actores originales y que llevan una secuencia dentro de la historia.

**Cabe mencionar que Eugene Levy ha estado presente en todas y cada una de las películas de American Pie, siempre con un papel de buen padre, aconsejador y comprensivo, convirtiéndose así, en un personaje icónico de la saga.

Yandre Galindo

Un ser ambivertido al que le gusta coleccionar Pops, videojuegos y películas. Mi especialidad es preparar hot cakes y piñas coladas.
Anuncios

Deja un comentario